Primera carrera popular, ¿por qué no había corrido ninguna hasta el momento?

Desde hace muchos años, antes de que el running se llamara “running” y de que se convirtiera en un movimiento social salía a mover las piernas sobre el asfalto. Lo hacía por pura imitación, dado que en casa siempre he había tenido un hermano mayor que no se estaba quieto. Además, eso de correr fue y sigue siendo muy épico. Pero nunca se me dieron bien las largas distancias y siempre hacía lo que podía en mis salidas sin tener un entrenamiento que realizar sobre el papel ni ninguna intención con aquel rodaje.

Desde hace unos años, nuestros ojos han sido testigos de que correr es una actividad generalizada, masificada y algo más que una moda. De ahí que surgieran infinidad de carreras populares, muchas de ellas sin homologar y me atrevería a decir sin ninguna finalidad. Tal vez por eso, no le veía sentido a eso de pagar por correr, o de salir a correr en un día determinado de dentro de “x” semanas y bajo unas directrices marcadas por una organización. ¿No se supone que correr nos hace sentirnos libres?

No sé en qué mañana me levante habiéndome propuesto durante un sueño prepararme para una media maratón. Y a partir de ese momento se desecandenaron una serie de acontecimientos enfocados hacia mi propósito: desde apuntarme a un club de running, hasta cambiar mi forma de entrenar las pesas y ahora me encuentro en cambiar mi forma de alimentarme con una nutricionista (algo que contaré más adelante). ¿Me habré dejado llevar por esta fiebre runera? Es una forma de verlo, pero me pareció mucho más esclarecedor el acabar mi primera carrera, la Rock n`Roll Madrid.

Rock n` Roll Madrid 2015

Cuando los seres humanos se concentran para un mismo fin, algo mágico siempre ocurre. Para bien o para mal, surgen nuevos sentimientos que nos hacen comportarnos de una manera que no seríamos en otras circunstancias. Eso es lo que pasa en las carreras: la ilusión, las ganas y los ánimos se contagian con tal facilidad, que eres capaz de correr más fuerte aunque tu cerebro te dice que pares. Que eres capaz de animar a otras personas a las ves fatigadas, cuando en realidad no lo harías si estuvieras corriendo en un parque. Algo nos ocurre cuando nos juntamos, y es bonito. Tal vez por eso creo que todos deberíamos vivir un evento de esta índole.

IMG_4597

En las carreras populares hay una finalidad competitiva: unos acabamos antes que otros, con tiempos mejores o peores… pero en realidad, en el running (de aficionados) la única competencia se encuentra debajo de nuestra piel. Y eso es lo que nos hace más fuertes sobre el asfalto.

Como ya puedes intuir a estas alturas, mi experiencia personal sobre la carrera fue muy positiva. Hice un tiempo de 1:01 y la verdad es que me hacía ilusión bajar de 60 minutos, pero ya estoy entrenando duro para que asegurarme de ello la próxima vez. A pesar que Madrid se levantó lluvioso, el tiempo respetó todo el trayecto. Hasta que crucé con mi amigo Anto la línea de meta, no empezó a llover.

IG

Una de las cosas que pensé que me había faltado durante la carrera fue llevarme música. Pero mientras corría pensé que para ser mi primer evento valía más correr sin música para no perderme detalle. Eso sí, lo mismo con un par de power songs en los últimos kilómetros hubiera recortado ese minuto 🙂

Próxima parada: carrera de la mujer ¿nos veremos?

Outfit: Chaqueta Asics, Leggings Lorna Jane y Zapatillas Reebok.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s