Markdown para blogger

Escribir Markdown no suele ser un requisito para trabajar como blogger, sobre todo, porque es algo que se aprende en cosa de un par de artículos que escribas. Pero sí lo recomiendo encarecidamente para evitar esos típicos fallos de formato cuando copias de Word un texto y lo pegas sobre el editor de WordPress (por favor, nunca lo hagas). Se trata de una forma limpia y rápida de crear textos para una página web.

Por qué escribir en Markdown

Esto es lo primero que una tiene que preguntarse antes de ponerse loca a bajar programas o meterse e historias. Como decía, ante todo se trata de rapidez, pero lo más destacable es la limpieza del formato. En muchos blogs se nota que ha habido un copy paste de un editor de texto a otro, es decir, te llevas colores, tipos de letra, tamaños y cosas raras que no pertenecen a tu blog o que no tenías intención de mostrar. Pasa tan habitualmente, que en mi labor como correctora de contenidos en Yuufit estoy contínuamente corrigiendo estos aspectos.

También es importante porque la mayoría de los bloggers y redactores de contenidos web no saben HTML. Con tener nociones básicas, ya puedes localizar los problemas de formato que antes mencionaba en la pestaña “Texto” del editor de contenidos de WordPress, por ejemplo, pero no es lo habitual.

¿Y qué tiene que ver el Markdown con el HTML? Pues que en Markdown se utilizan una serie de signos (asteriscos o almohadillas, entre otros) que se traducen en determinados formatos para enriquecer el texto. Cuando haces el texto en Markdown y pinchas sobre la opción “Copiar como HTML” te llevas el texto a tu blog tal y como lo has escrito, sin llevarte sorpresas.

Qué necesitas para escribir Markdown

Lo primero es hacerte con un editor de markdown. Puedes descargarlo para el sistema operativo que utilizas en tu ordenador. Uno recomendable para Mac es ByWord y otro para Windows 7 y 8 es MarkdownPad aunque, personalmente, me ralentiza mucho el sistema. En mi caso utilizo y recomiendo el editor en línea stackedit.io que es similar a estos y los textos siempre se guardan automáticamente, aunque accidentalmente cierre la ventana.

Reglas básicas de Markdown para bloggers

Una vez te has hecho con el editor toca “enfrentarse a la hoja en blanco” y escribir. Para enriquecer y darle formato al texto sin levantar los dedos del teclado, tienes que empezar a usar las siguientes reglas básicas:

#Titulo

1 almohadilla + palabra o frase. Equivale a un H1 en HTML y lo cierto es que no se suele usar en un blog porque el título ya se incluye dentro de la caja “titulo”.

##Subtitulo

2 almohadillas + palabra o frase. Equivale a un H2 en HTML y es el más utilizado en mi caso, ya que con esto destaco los titulares internos dentro de un texto.

###Titular destacable

3 almohadillas + palabra o frase. Equivale a un H3 en HTML y lógicamente, es un nivel inferior al anterior.

####Titular poco menos destacable

4 almohadillas + palabra o frase. Equivale a un H5 en HTML. No se suele utilizar, ya que después del H2 se suelen usar negritas para destacar un texto.

Cursiva en Markdown

Uno de los formatos más utilizados en la creación de un texto. Olvídate de tener que irte a la wysiwyg (What You See Is What You Get) para poner en cursiva unas palabras y prueba esto:

Más vale un asterisco a cada lado de la palabra que *un viaje a la wysiwyg* a cada momento.

Negritas en Markdown

El motivo por el que dejé de escribir como la mayoría de las personas y me pasé a Markdown. En un texto no pueden faltar negritas para romper con la monotomía del texto y darle carácter SEO a las palabras importantes. Las negritas en markdown se utilizan así:

Tienes que poner **dos asteriscos** entre la palabra o palabras para que se destaque en negrita.

So easy.

Enlaces y hipervínculos en Markdown

Otra manera de hacerte la vida más fácil, sobre todo, si escribes artículos larguísimos en los que tienes que citar muchas fuentes. Para enlazar solo tienes que locarlicar los corchetes en tu teclado “[” y “]” y ponerlos entre la palabra o palabras que quieras enlazar, por ejemplo:

[Mi currículum vitae]

Ok, no pasó nada, ¿verdad? Eso es porque tienes que volver a abrir y cerrar los corchetes después de la palabras y designarle un número a ese enlace, ejemplo:

[Mi currículum vitae][1]

Uhí… ahora sí que sí. Pero ¿a dónde me lleva ese hipervínculo tal cual? A ningun sitio. Porque falta que pegues el enlace, ejemplo:

[Mi currículum vitae][1]

[1]: blablabla

Como recomendación mía personal, para conservar el orden del texto, es mejor que sitúes este número con la URL al final del texto, como si se tratate de un pie de página. Por si tienes que cambiar los enlaces una vez editado el texto y no resulte muy lioso.

Existe muchas más fórmulas para usar Markdown, como es el caso de hacer tablas. El tema es que en mis años como blogger y redactora de contenidos en distintos medios no he sentido necesidad de hacer tablas (solo en Yuufit las hago de vez en cuando porque me parece una buena manera de resumir datos). Por eso no quiero indagar más, a no ser que me lo pidas en los comentarios 🙂 .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s